Diagnóstico: De Inmunda (2014)

A través de la abstracción de un cuerpo enfermo se busca recordar que detrás de una enfermedad existe un humano y que merece ser tratado con dignidad, por lo que deben mejorarse con premura la calidad de la atención especialista para ellos.

Un cuerpo que convive con dolores, intervenciones quirúrgicas y procedimientos médicos, que subvierten su dignidad y merman su estado emocional, lo que se logra utilizando materialidades sobre él, como arcilla, agua, medicamentos, sondas, etc. La performance se resuelve develando el dispositivo escénico, no escondiendo la teatralidad, evidenciando el artificio, para que el público no se sienta absorto en una situación ficticia. Queremos que vea la transformación de un cuerpo, que relacione a través de secuencias sin sentido la condición de la enfermedad y que se vea afectado por la acción que ocurre al lado suyo, pues se rompe con la disposición tradicional.

Duración: 10 Minutos